La cadena de la bicicleta

Si la cadena de la bicicleta no es la pieza más importante de la transmisión, al menos es la esencia de la bicicleta moderna. Antes de la implementación de la cadena, las bicicletas tenían los pedales en el eje delantero y las grandes ruedas delanteras estaban en función del largo de las piernas del ciclista. La bicicleta de seguridad, que así se llamó desde entonces —1885—, trajo el plato dentado y el eje del pedalier en el centro de la bici, con el piñón en el eje trasero, al que se transmite la potencia de los pedales mediante una cadena, la posición del ciclista descendió. Esto es muy significativo, pues su inventor John Kemp Starley liberó la rueda delantera de la tracción para dejarle sólo la función de la dirección, además los ciclistas en las bicicletas francas de rueda alta tendían a salir disparados por delante del manubrio al frenar, fue el caso del pintor francés Pierre Auguste Renoir, que nunca se recuperó de sus lesiones.

Leer más

Paseos ciclistas

Pienso que los paseos ciclistas nos hacen ver a los usuarios de la bicicleta como una plaga, aunque nacieron como tácticas para atraer nuevos adeptos; por ello, tanto gobierno como tiendas y colectivos que los organizan deben pensar en ser amables con el automovilista y el peatón —vaya paradoja. En la Ciudad de México abundan, en principio son una buena idea, además alientan la convivencia social y una  práctica saludable; sin embargo, al obstaculizar el tránsito vehicular enervan los ánimos de los automovilistas y vecinos contra los usuarios de bicicletas en general.

Así que aquí expondré mis puntos de vista sobre paseos institucionalizados, manifestaciones ciclistas y paseos espontáneos.

Leer más

Odio las ciclovías

Cada ciclovía existente en la Ciudad de México es inadecuada y peligrosa. Ni que viviéramos en Amsterdam. Menos peligrosas que la sierra de Michoacán o Guerrero, pero igual reflejan la barbarie, falta de educación de los ciudadanos e ineptitud-omisión-indiferencia de las autoridades típicos de los mexicanos.

Leer más

El cuadro de la bicicleta de ruta

Pienso que el cuadro de la bicicleta debió ser la primera entrada del blog, aunque aquí hay páginas fijas que abordan el ámbito del diseño, materiales como aluminioacero y tecnologías de avanzada como la fibra de carbono, también en los nuevos diseños de eje de centro.

El cuadro ha sufrido una evolución radical de los 1980 a la fecha, aunque en estricto sentido, la geometría básica persiste, pues el diseño de cuadro de bicicleta tiene una larga tradición y hay evidencia empírica y científica suficiente para saber que la buena conducción de la bici de ruta depende de:

  • La distancia entre ejes óptima ronda de los 980mm a los 1010mm más o menos dependiendo de la talla.
  • El eje de la dirección debe estar inclinado 73°, varía en función de la talla.
  • El poste del asiento debe tener una inclinación de 72° o 73°.
  • El avance o trail del eje delantero debe estar entre 50 y 63mm, siendo el ideal 57mm.
  • Las vainas deben tener una longitud entre 405 y 410mm. Aunque de esto nos ocupamos más adelante en el texto.
  • La caja de centro debe estar 70mm abajo de la línea formada por la transección de los ejes de las ruedas.

Además la UCI impone reglas específicas y límites de medidas que las bicicletas deben seguir para conpetencias sacionadas por esta organización.

Los fabricantes juegan dentro de estos parámetros desde la época de los cuadros de acero, milímetros más o menos, para luego anunciar con bombo y platillo que han logrado una conducción extraordinaria en sus bicicletas último modelo. Como los cuadros vienen en diferentes tallas, no se pueden tener los mismos resultados en un cuadro 50 que en un 56, y no dicen por supuesto a que talla corresponde la maniobrabilidad de la bici en cuestión, o que pasa al variar el peso del ciclista o cambiar la marca de neumáticos e inclusive los rines.
Leer más

Derailleur

El desviador, derailleur trasero y llamado ‘cambio’ por algunos en México debido a la influencia italiana de Giacinto Benotto, es el gran invento después de la bicicleta misma y la transmisión de cadena. Muchos aficionados a las fixies dirán que el ciclismo más puro es el de piñón fijo. Sí claro, en terrenos planos urbanos, pero cuando se trata de viajes en carretera, rodar por veredas o en terreno abierto en el campo, una bicicleta con velocidades otorga la libertad para ello y lo hace posible.

El presente texto se centra en los eventos de los 80 del siglo XX, pues lo ocurrido entonces, fue un gran salto que tuvo efectos que aún perduran en los desviadores contemporáneos y las prestaciones que brindan a los ciclistas de hoy.

Leer más

Multiplicación parte 3 – Las bielas

Algunos ciclistas llamamos bielas a las palancas de la multiplicación, también mecánicos y vendedores. El caso es que no se trata de bielas, pues éstas convierten un movimiento de tracción y compresión en movimiento circular. Bielas son las de los cilindros de los motores de combustión interna y las de las ruedas de los trenes a vapor. Las palancas de la multiplicación transmiten un movimiento circular a un eje, no vale decir «brazo» de palanca ni manivela, pues transmiten el movimiento de pies y piernas al plato dentado. El eje no hace más que mantener alineadas ambas palancas.

Leer más

Multiplicación parte 2

La multiplicación de la bicicleta en esencia debería ser un mecanismo simple, dos palancas unidas entre si por un eje y una de ellas a un plato dentado, pero como ya quedó consignado en la primera parte, los cambios más radicales en la multiplicación se han dado en el eje. Pero también ha habido grandes avances en platos, bielas y en los materiales. El primer gran paso se dio poniendo dos platos dobles para contar con dos juegos de desarrollos, por ahí de los 1930.

Leer más

Multiplicación parte 1

La multiplicación y el eje de centro

La multiplicación es la parte fundamental que prácticamente convierte a la bicicleta en lo que es, sin los pedales estaríamos hablando de la draisina. La multiplicación consiste en las bielas, los pedales, el plato o platos, que son engranes de cadena que junto con el eje y los rodamientos o tazas, transmite la fuerza del pedaleo del ciclista a la rueda trasera mediante la cadena. Leer más

Cambios indexados e integrales

Los cambios indexados permiten sincronizar la palanca de cambios exactamente con el piñón deseado en el casete y el pedalier, avanzando paso a paso en forma de clicks o paradas —en algunos casos varios pasos a la vez—, como resultado de la instalación de una matraca o trinquete, en el cilindro que enrolla el cable que mueve el desviador. El sistema indexado centra con exactitud la cadena en el engrane con cada parada de la palanca. Leer más

1 2 3