Multiplicación parte 3 – Las bielas

Algunos ciclistas llamamos bielas a las palancas de la multiplicación, también mecánicos y vendedores. El caso es que no se trata de bielas, pues éstas convierten un movimiento de tracción y compresión en movimiento circular. Bielas son las de los cilindros de los motores de combustión interna y las de las ruedas de los trenes a vapor. Las palancas de la multiplicación transmiten un movimiento circular a un eje, no vale decir «brazo» de palanca ni manivela, pues transmiten el movimiento de pies y piernas al plato dentado. El eje no hace más que mantener alineadas ambas palancas.

Leer más

Multiplicación parte 2

La multiplicación de la bicicleta en esencia debería ser un mecanismo simple, dos palancas unidas entre si por un eje y una de ellas a un plato dentado, pero como ya quedó consignado en la primera parte, los cambios más radicales en la multiplicación se han dado en el eje. Pero también ha habido grandes avances en platos, bielas y en los materiales. El primer gran paso se dio poniendo dos platos dobles para contar con dos juegos de desarrollos, por ahí de los 1930.

Leer más

Multiplicación parte 1

La multiplicación y el eje de centro

La multiplicación es la parte fundamental que prácticamente convierte a la bicicleta en lo que es, sin los pedales estaríamos hablando de la draisina. La multiplicación consiste en las bielas, los pedales, el plato o platos, que son engranes de cadena que junto con el eje y los rodamientos o tazas, transmite la fuerza del pedaleo del ciclista a la rueda trasera mediante la cadena. Leer más

Cambios indexados e integrales

Los cambios indexados permiten sincronizar la palanca de cambios exactamente con el piñón deseado en el casete y el pedalier, avanzando paso a paso en forma de clicks o paradas —en algunos casos varios pasos a la vez—, como resultado de la instalación de una matraca o trinquete, en el cilindro que enrolla el cable que mueve el desviador. El sistema indexado centra con exactitud la cadena en el engrane con cada parada de la palanca. Leer más

De la rueda libre al casete

El primer componente de las bicicletas contemporáneas que me fascinó, es la rueda libre o casete. Las contemporáneas son una exaltación a la ingeniería y la mejor muestra de lo que es pasar del un sistema industrial anterior a 1989 a la ingeniería de alta tecnología apoyada en programas CAD, CAE y CAM, sostenida con miles de millones de dólares provenientes del creciente mercado del ciclismo y las altas demandas de avances tecnológicos en las carreras profesionales, que por reglamento de la UCI, deben estar disponibles en tiendas al público.

Desde que se inventó por allá de los años 30, la rueda libre no había evolucionado mucho hasta finales de la década de 1980, un lustro en el que el sprocket mantuvo sus cinco pasos y el cambio de velocidades basado en un sistema de fricción mediante palancas sujetas al cuadro. En los 1980, llegaron las ruedas libres de 6 y 7 pasos, pero para ir más lejos, se requirió cambiar el sistema radicalmente.

En la década de los 1980 se renacieron los sistemas indexados, la extinta SunTour revivió su propuesta de 1969 luego de que Shimano creó el SIS (Shimano Indexed System). Aquí es donde se pone interesante. Siga leyendo.

Leer más

1 2